sábado, 7 de enero de 2012

Buenos días, princesa



Hoy me he dado cuenta de lo que supone la elección que hice hace unos días... Y no creo que sea capaz de aguantarlo. Ellos tenían razón, no es nada fácil renunciar a tu felicidad para dársela a otros... Pero tengo un plan...

No pensaré en todo lo que puedo ofrecerte, sino en la buena pareja que hacéis [aunque yo la hago mejor u.u]; ni tampoco en lo contenta que estaría de que estuvieses conmigo, sino en lo triste que estaría él si lo hicieses. No pensaré en todos los besos que te he robado de vez en cuando, sino en los que tú le regalas continuamente... No me imaginaré una y otra vez acariciándote por las mañanas, me acordé de todos los motivos por los que eso, precisamente, estaría mal. No buscaré tu sonrisa entre la multitud, ni tus ojos buscando los míos. No trataré de mostrarte lo que soy capaz de hacer por ti, ni tampoco dejaré que lo averigües... No cogeré tu mano, no te agarraré de la cintura. Evitaré todo aquello que me hace olvidar esta situación, todo aquello que me teletransporta a nuestras cuatro paredes personales... No soñaré que eres mía, ni tampoco intentaré que lo seas. No pensaré que encajamos casi a la perfección, ni que COMPLEMENTARSE es un verbo que nos define. No te recordaré lo sumamente parecidas que somos. No te venderé la moto, no intentaré que estés conmigo, no seré la que se interponga, sino la que trate de ayudar en todo lo posible a que salgáis adelante. No volveré a imaginarme despertándote en cada amanecer, diciéndote un "buenos días, princesa", apartándote el pelo de la cara...



[No volveré a pensar en esa pequeña posibilidad de que el "no quiero cambiar nada" cambie...]

8 comentarios:

Anónimo dijo...

:D aquí hay una sonrisa.

Anónimo dijo...

Y aquí otra :D

PaoYuuto dijo...

Y otra :3

Anónimo dijo...

Me uno a las sonrisas, aquí tienes una doble. :DD

Anónimo dijo...

Otra sonrisa por los momentos que nos hacen ser felices en algún momento y que quedan prohibidos por ser dolorosos. Y otra por todos aquellos que nos hicieron sonreir algún día aunque luego se fueran.

Estela Gates Sullivan dijo...

Aquí te dejo mi sonrisa, pequeña.
Sígueme, soy la chica de anoche, la que te dijo de seguirte hoy por blog.
Un beso... ¡y sonríe!

Anónimo dijo...

He leido en tu tuenti el comentario de "Brave" y no puedo estar más de acuerdo...
Eres increíblemente valiente, brave heart...
No se si te gustará, pero aquí te lo dejo, espero que si
http://www.youtube.com/watch?v=Ifr4aGA2o_A

=)

Delia dijo...

Gracias a todos, sois increíblemente geniales, y lo digo en serio :)

PD: Y contestando a ese ultimo anónimo... Sí, sí que me gusta :)