miércoles, 6 de abril de 2011

sunset

En ese momento, cuando la noche y el día se fusionan y el cielo y la tierra se funden en uno, cuando todo se tiñe de un color indefinido -rosa, naranja, a veces morado-, las pupilas de aquéllos que lo contemplan se dilatan a la vez y todos los cerebros experimentan esa sensación de bienestar que tan pocas veces nos inunda por completo; se lee la verdad en nuestros ojos y nuestra mente dedica la totalidad de nuestros pensamientos a aquella persona con la que nos gustaría compartir ese momento en el que nada es todo y, por el contrario, todo es nada...











Y∑
Siempre Yachi :)

2 comentarios:

Pau dijo...

Que preciosidad de entrada y de foto! Joder como molas!

Yachi dijo...

Gracias :)